BÁSICOS

Bizcocho base para tartas. Receta de bizcocho de vainilla.

13:00

Esta receta no es nueva, aparece en varias recetas del blog (Tarta de frambuesas y chocolate blanco/ Tarta de fresas y ruibarbo/ Tarta de frutos rojos, lima y merengue...) , porque como indica el título es mi bizcocho base para tartas de pisos.

Después de probar un montón de recetas diferentes me quedo con ésta, a mi me va genial, me encanta su aroma a vainilla y su miga suave y jugosa, nunca me falla y por eso merece tener su propia entrada.

Adoro los bizcochos con aceite de oliva y su miga ligera pero para montar tartas prefiero los bizcochos de mantequilla, la miga es más compacta, muy suave y son más fáciles de recortar y manejar.
Que no os engañe la foto del corte, a pesar de ser un bizcocho denso también es muy jugoso y no es necesario añadirle almíbar, aunque si os gustan los bizcochos borrachos, adelante! como la masa no es demasiado dulce admite perfectamente un baño azucarado.  


Ingredientes.
225 g de mantequilla a temperatura ambiente.
4 huevos L.
360 g de harina.
395 g de azúcar.
250 ml de buttermilk.
3/4 de cucharadita de levadura.
3/4 de cucharadita de bicarbonato.
2 cucharaditas de extracto de vainilla.

Elaboración.
Precalentamos el horno a 170ºC.

Mezclamos la harina con el bicarbonato y la levadura y tamizamos todo junto.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y añadimos los huevos ligeramente batidos de uno en uno. Agregamos también el extracto de vainilla.

Añadimos la mitad de la harina y batimos suavemente, a velocidad lenta, incorporamos el buttermilk, continuamos batiendo y terminamos con el resto de la harina, mezclamos hasta tener una masa homogénea y sin grumos.

Vertemos la masa en un molde engrasado y con el fondo forrado con papel de horno. Alisamos la superficie con una espátula.

Horneamos durante 75 minutos para un solo bizcocho o 35 si hemos dividido la masa en dos moldes.

En las fotos os enseño el bizcocho con el "culito" hacia arriba, pues esta es la manera en la que lo vamos a colocar para montar la tarta, si tuviese copete lo recortamos e igualamos antes de colocarlo.

Truco. Yo antes siempre preparaba los moldes forrando el fondo con papel de horno y engrasando las paredes con mantequilla, ahora lo hago igual sólo que he sustituido la mantequilla por un spray desmoldante y, desde que lo hago así, he observado que los bizcochos suben de manera más homogénea y forman menos barriga. 
¿A vosotros os ha pasado lo mismo? ¿alguien más ha notado esta diferencia?


Mi sabor favorito es la vainilla, pero también podemos aromatizar el bizcocho con ralladura de cítricos, cualquier otro extracto que os guste o un licor intenso como el ron.

You Might Also Like

7 comentarios

  1. Tener una buena receta para un bizcocho que sea la base de nuestras tartas es fundamental. Gracias por comartir la tuya

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Yo simplemente para tomar con un buen vaso de colacao

    ResponderEliminar
  3. Una receta que no debe faltar en el recetario de cada casa , te ha quedado divniisimooooooooo y hasta asi solo tiene que estar de rexupete.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado fabuloso y muy rico seguro, estos bizcochos caseros son deliciosos y quedan riquisimos rellenos, me ha encantado el tuyo...Bess

    ResponderEliminar
  5. Me lo zampaba tal cual, te lo juro. Con un vasito de leche fría me sentaría de maravilla.

    Besines

    ResponderEliminar
  6. Es que se ve perfecto mi Rake!! Ya me has dado hambre !! Besotes y buen finde

    ResponderEliminar
  7. Lindo y seguro que delicioso.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participamos en cadenas de premios ni memes aunque los agradecemos de corazón.

Gracias por regalarnos parte de tu tiempo y dejarnos un comentario.

SUSCRIBETE







Síguenos en Facebook