COMER EN GALICIA

Un paseo por A Costa da Morte y la Taberna Mar de Fondo.

11:35

Hace unos días nuestros amigos de Sevilla nos alegraron con una visita sorpresa. Ya conocen muchos lugares de Galicia,  de sus anteriores estancias pero todavía les quedaba pendiente de descubrir la zona de A Costa da Morte. Así que aprovechando un día bonito y despejado nos acercamos hasta Fisterra para que pudiesen ver el faro y el maravilloso horizonte que se contempla desde los acantilados.



A Costa da Morte es una zona maravillosa, repleta de pueblos marineros llenos de encanto, de leyendas, de playas inmensas, de abruptos acantilados,  de un mar infinito y de gente amable y cercana.





El cabo de Fisterra es el punto final del Camino de Santiago, siguiendo una tradición ancestral, pagana, de adoración al sol y anterior al culto al Apostol. Antiguamente, los peregrinos que llegaban hasta este lugar encendían hogueras para quemar sus botas o las ropas del camino,  remataban así la peregrinación con un ritual purificador que daba lugar a un nuevo comienzo.


Puerto de Fisterra.

Ancla del Carguero Cason, en  recuerdo del terrible accidente que tuvo lugar en 1987 y todavía presente en la memoria de los vecinos.

Seguimos camino hasta Laxe donde paramos para visitar a un amigo y a comer en la Taberna marisquería Mar de Fondo, un local pequeño pero con mucho encanto situado justo enfrente de la playa.




Podéis ver que el interior está lleno de detalles marineros, incluyendo fotos de las olas gigantescas que nos dejaron los temporales del invierno pasado.




Para comer nos fiamos de las sugerencias del personal y fue todo un acierto. Destaca sobre todo la calidad del producto, producto local  muy fresco y preparaciones sencillas para no enmascarar la materia prima.

Cortesía de la casa mientras esperábamos por la comida.

 Éramos cuatro personas y pedimos raciones para compartir y probar de todo.

 Sartén de almejas, con una salsa marinera muy simple y deliciosa.

 Navajas a la plancha.

 Pateiro, cangrejo de la familia de la centolla pero de tamaño más reducido.

Zamburiñas a la plancha, estaban tan deliciosas que tuvimos que pedir otra ración. 

 Croquetas de pescado.

Rape, a pesar de lo barroco de la presentación estaba muy bueno de sabor y perfecto de punto.

Entrecot de ternera gallega, tierno y sabroso, rojito en el interior aunque en las fotos no se aprecia.

Con refrescos, cervezas y dos cafés salió la cuenta a menos de 25€ por persona.

Un lugar totalmente recomendable, nosotros repetiremos.

Aquí os dejo unos enlaces con  más información sobre Fisterra y A Costa da Morte.

-Concello de Fisterra.

-Turgalicia.

- A Costa da Morte.

-En coche por a A Costa da Morte.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Rakelilla querida, no sé si quedarme con el paseo o con la comida, todo , todo me fascinó, qué belleza de fotografías nos has puestos hoy, ese mar es impresionante, bueno, es que yo tengo alma marinera.. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Qué recuerdos. Me encantó A Costa da Morte, unas vistas fantásticas y por supuesto una comida deliciosa como en resto de Galicia.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. La costa da Morte es preciosa nosotros la conocemos bien pues la hemos recorrido tres veces ,la comida de relujo que pintaza tenia todo pero las navajas a la plancha me han conquistado me pierden cuando voy a la Illa de Arousa en Agosto que celebran la fiesta de la navaja me pongo moradaaaaaaaaa a ellas no he comido otras mas ricas que las que hacen alli.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa Galicia, toda ella es una maravilla. Eses paisajes, sus gentes, y que decir de su gastronomía. Si es que enamora entera, aunque claro siendo gallegas se nota que la tierra nos tira lo suyo y más jejejeje
    Un bico encanto.

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participamos en cadenas de premios ni memes aunque los agradecemos de corazón.

Gracias por regalarnos parte de tu tiempo y dejarnos un comentario.

SUSCRIBETE







Síguenos en Facebook