BÁSICOS

Crema dulce de castañas.

11:24

¡Que levante la mano quien adore las castañas pero odie a muerte pelarlas!

Estos días he comprobado que no soy la única a la que le pasa  lo cual me produce un cierto alivio, jeje.
Me gustan muchísimo las castañas, es uno de mis frutos otoñales preferidos, pero me resulta tan complicado y tedioso quitarles la piel que he de mentalizarme antes de preparar una receta con ellas. Y es una pena porque las castañas además de ser un fruto muy sano y nutritivo nos dan un gran juego en la cocina.


La crema de castañas que os traigo hoy tiene una textura suave y aterciopelada, es ideal para rellenar tartas, para utilizar en otras recetas de repostería o simplemente comerla a cucharadas porque está deliciosa. Si queréis darle un extra de sabor probad a añadirle un chorrito de Cointreau o licor de naranja como he hecho yo, le da un punto fantástico.

Tengo un truquito para que sea un poco más fácil pelarlas que ahora os cuento, pero hay que tener mucho cuidado de no quemarse, yo reconozco que soy un poquito bruta y acabo con los dedos achicharrados.



Ingredientes.

350 g de castañas cocidas y peladas.
350 ml de leche.
150 g de azúcar moreno.
1 cucharadita de Cointreau/ licor de naranja (opcional)


Elaboración.

Tened en cuenta que necesitaremos sobre unos 500 g de castañas porque el peso de la receta es una vez cocidas y peladas y siempre hay alguna estropeada que tenemos que descartar.

Cortamos un trocito a las castañas y las escaldamos en agua hirviendo durante 6 minutos aproximadamente, apagamos el fuego, tapamos la olla y dejamos reposar un par de minutos más.
La manera de quitarles la piel que me funciona a mi es ir retirando las castañas de la olla de una en una y manteniendo el resto tapadas para evitar que enfríen. Coloco la castaña en un plato y en el momento que puedo manipularla sin abrasarme le quito la piel con la ayuda de un cuchillo. ¡Tened cuidado para no quemaros! Es una tarea lenta, engorrosa y hay que armarse de paciencia, pero el resultado final merece la pena.

Cuando tengamos las castañas listas las troceamos y colocamos en un cazo con la leche y el azúcar, removemos y cocemos a fuego suave durante unos 20 minutos aproximadamente, hasta que los frutos estén blandos.

Escurrimos las castañas, las colocamos en la batidora de vaso, añadimos una cucharadita de licor de naranja, Cointreau o ron y la mitad de la leche. Comenzamos a batir y vamos añadiendo leche hasta conseguir la textura que buscamos, sedosa y sin grumos, es probable que no necesitemos toda la leche. Tened en cuenta además que al enfriar espesará un poco.

Vertemos la crema en un tarro de vidrio, dejamos enfriar y conservamos en el frigorífico.


You Might Also Like

11 comentarios

  1. Levanto la mano porque odio pelar las castañas. Por esa bendita razón el año pasado no hice ni una receta con ellas ¡toma ya!

    A ver si este año con el embarazo alguien se apiada de mí y las pela, pero lo dudo bastante.

    Por cierto mi marido les hace un corte con el cuchillo y las mete un poco en el microondas para que se pelen mejor. Tengo que preguntarle su técnica y compartirla en condiciones que después de ver tu crema quiero hacerla en casa sí o sí

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tendré que probar ese truco del micro, todo lo que sea hacer esa tarea más sencilla me sirve.

      Bicos

      Eliminar
  2. adoro le castagne e questa crema è eccellente !!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo también levanto mi manita! Si que odiamos pelarlas, pero como son tan buenas nos damos la lata. Nada como tu puré de castañas!!! Besos querida Rake!

    ResponderEliminar
  4. Aqui otra que lenvanta la mano, me encantan las castañas pero las odiooooo, odio pelarlas, tengo unas cuantas en un cuenco en la cocina desde hace dias haber si alguien se le ocurre pelarlas, pero no hay maneraaaa, jijiji, esta crema ne la comeria a cucharadas, bicos

    ResponderEliminar
  5. Nunca he probado a hacerla y la verdad es que se ve sencillita y deliciosa.

    besazos

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado maravillosa esa crema y tomo nota porque para rellenos me parece fantastica, lo malo es pelarlas claro!! pero merece la pena, no hay mas que ver esa maravilla de botes, aunque con lo golosa que soy a cucharadas se iria sin darme apenas cuenta jeje..Bess

    ResponderEliminar
  7. Yo tambien odio pelar las castañas pero desde que las hago en el microondas es mucho mas facil eso si tienes que ir con tandas de pocas de cada vez pues cuando enfrian son malas de pelar igualmente .
    Esta crema de castañas es como la que tengo publicada desde hace años pero sin el licor mi abuela la hacia todos los años a ver si este año hago una poca por que con los bizcochos de chocolate esta de muerte relenta ademas de sola yo me la como a cucharadas jajaja.
    Uummmmmmmmm seguro ue esta tuya esta de rexupete no hay mas que ver la foto dice comeme, te ha quedado de relujo.
    Por cierto te animas a ir a la xuntanza de blogueros el dia 24 de cotubre en Pontevedra si es asi avisame para añadirte al grupo de facebook que hay para la kedada.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  8. He visto muchas manos levantadas, jejeje, está claro que aunque sea una labor complicada al final nos armamos de paciencia porque el resultado merece la pena.

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Bicos

    ResponderEliminar
  9. Ummmm...Pero qué cremita más rica! Con lo que me gustan a mí las castañas!! Y mira, en crema, súper versátil, para echarle a casi cualquier cosa! Me la guardo que tengo que probarla sin falta ;)
    Besos!

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participamos en cadenas de premios ni memes aunque los agradecemos de corazón.

Gracias por regalarnos parte de tu tiempo y dejarnos un comentario.

SUSCRIBETE







Síguenos en Facebook