BOCADOS DULCES

Tarta Capricho de Navidad de Chocolate.

16:59

Seguro que os habéis dado cuenta de que estos días la red está inundada del chocolate challenge de Chocolates Valor, pues bien yo también participo en el reto, está en juego nada menos que una Master_class con los maestros Paco  y Jacob Torreblanca !!

Mi propuesta es esta tarta, un capricho de chocolate, un capricho navideño porque los ingredientes que he utilizado: naranja confitada, castañas, caramelo me traen los aromas de la Navidad y aunque está mal que lo diga yo está para chuparse los dedos.
Por cierto, si os gusta la receta y la queréis votar sólo tenéis que pinchar éste enlace y darle a me gusta.

Aproveché la visita de nuestros amigos sevillanos Carmen y Manolo para prepararla y disfrutarla con ellos, porque una tarta sabe mejor cuando se comparte con amigos, y la verdad es que fue un éxito, no quedaron ni las migas...


Ingredientes.
Para las naranjas confitadas.
2 naranjas.
1 y 1/2 cucharadita de sal.
150 g de agua.
Para los bizcochos de chocolate.
350 g de harina.
2 cucharadas de cacao puro Valor.
200 g de azúcar blanco.
200 g de azúcar moreno.
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
1/2 cucharadita de levadura.
4 huevos L.
250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
240 ml de buttermilk.
200 g de chocolate 70%  Valor Maestro Torreblanca.
1 cucharadita de licor de naranja.
Para la crema de castañas.
350 g de castañas cocidas y peladas.
350 ml de leche.
150 g de azúcar moreno.
1 cucharadita de licor de naranja.
Para la cobertura de chocolate al caramelo.
200 g de chocolate con leche al caramelo Valor.
30 g de chocolate 70% Valor.
200 ml de nata.

Elaboración.
Que no os asuste la lista de ingredientes, puede parecer una receta laboriosa porque tiene cuatro componentes diferentes, pero tanto las naranjas confitadas como la crema de castañas las podemos preparar con antelación, lo que nos facilitará mucho el montaje de la tarta.


Comenzamos preparando las naranjas confitadas, lo haremos como mínimo dos días antes de la elaboración de la tarta.
Lavamos muy bien las naranjas, frotando la piel con un cepillito y las cortamos en rodajas finas.
Las colocamos en un cazo con agua y la sal, las llevamos a ebullición y dejamos hervir un par de minutos. Descartamos ese agua, colocamos las naranjas en un colador y las enjuagamos bajo un chorro de agua fría con cuidado de que no se rompan.

Colocamos en un cazo los 150 g de agua, 300 g de azúcar y las rodajas de naranja, las cocemos a fuego suave durante 60 minutos aproximadamente. No removemos, simplemente movemos el cazo suavemente de vez en cuando.
Dejamos reposar en el almíbar 24 h. Retiramos las rodajas de naranja y las colocamos  sobre una rejilla para que sequen, una vez secas las guardamos en un tarro con el almíbar y conservamos en la nevera.

La crema de castañas la preparamos el día anterior al montaje de la tarta para que adquiera consistencia. La receta la tenéis aquí.

Los bizcochos también los podemos preparar el día anterior para que la miga se asiente y sea más fácil trabajar con ellos.
Preparamos dos moldes de 23 cm, untamos los moldes con mantequilla o spray desmoldante, recortamos un trozo de papel de horno del tamaño de la base y lo colocamos en el fondo.
Separamos 100 g de naranjas confitadas y las cortamos en trozos pequeños.


Precalentamos el horno a 180ºC.

Derretimos al baño maría 200 g de chocolate negro 70%  y reservamos.
Mezclamos la harina con dos cucharadas de cacao puro, el bicarbonato y la levadura. Tamizamos todo junto.
Con una batidora/ amasadora con el batidor plano o en su defecto una batidora de varillas, batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Sin parar de batir añadimos los huevos de uno en uno, y el licor de naranja batiendo bien entre cada adicción.
Agregamos el chocolate fundido.

Añadimos la mitad de la harina y mezclamos con suavidad para incorporarla a la masa. Agregamos el buttermilk y batimos suavemente. Terminamos añadiendo el resto de la harina y ligando la masa hasta que quede uniforme. Por último incorporamos la naranja confitada y removemos para que se distribuya por toda la masa.

Dividimos la masa entre los dos moldes y la pesamos para asegurarnos que llevan la misma cantidad. Alisamos la superficie con una espátula.

Horneamos a 180ªC durante 35 minutos aproximadamente, retiramos del horno cuando al pinchar el bizcocho con un palillo salga limpio.

Esperamos a que los bizcochos estén totalmente fríos antes de desmoldarlos. Los conservamos hasta el momento de su uso envueltos en papel de aluminio.

El día del montaje preparamos una ganache con 200 g de chocolate con leche al caramelo, 30 g de chocolate negro 70% y 200 ml de nata.

Troceamos el chocolate y lo colocamos en un bol.
Calentamos la nata a fuego suave, cuando comience a hervir retiramos y vertemos sobre el chocolate, removemos con unas varillas hasta que el chocolate se haya fundido y tengamos una crema uniforme. Dejamos enfriar para que coja consistencia antes de utilizarla.

Igualamos los bizchocos, recortando los copetes con un cuchillo de sierra si fuese necesario.
Colocamos el primer bizcocho sobre el plato de presentación con la base hacia arriba, con la ayuda de un pincel humedecemos ligeramente con el almíbar de naranja.

Rellenamos una manga pastelera desechable con la crema de castañas, cortamos la punta y vamos rellenando el bizcocho en forma de espiral, desde fuera hacia dentro hasta tener toda la superficie cubierta.

Colocamos el segundo bizcocho, de nuevo con la  base hacia arriba, presionamos ligeramente para ajustarlo y comprobamos que esté recto. Bañamos ligeramente con almíbar de naranja.
Podemos colocar una brocheta en el centro de la tarta para que tenga más estabilidad y los bizcochos no se muevan mientras cubrimos con la crema de chocolate.


Para extender la ganache nos ayudaremos de un plato giratorio, una espátula de repostería y unas rasqueta de panadero. Con la espátula extendemos la crema cubriendo los laterales de la tarta, a continuación apoyamos la rasqueta contra los bizcochos y movemos el plato giratorio en el sentido contrario, para que la crema se vaya extendiendo y alisando. Extendemos una capa ligera de crema, también en la parte superior y llevamos al frigorífico al menos una hora para que se asiente. Ésta es la capa tapamigas que al endurecerse hará más fácil extender el resto de la crema.

Tras el reposo volvemos a repetir la operación extendiendo toda la crema de chocolate e intentando que quede lo más lisa posible con ayuda de la rasqueta.

Retiramos la brocheta y decoramos con las rodajas de naranja confitada cortadas a la mitad y unos copos de oro comestible. Colocamos alrededor de la base perlas de azúcar doradas.

You Might Also Like

5 comentarios

  1. ¡Mucha suerte! La receta me parece una delicia ¡imposible resistirse a esta tarta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Que tarta mas original me encantan todos los ingredientes todo lo que lleve chocolate me pierde asi que tomo nota para ponerla en practica un dia de estos , te ha quedado divinisima.
    Ya he votado la receta ,mucha suerte en el concurso.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  3. Irresistible Raquelilla!! Tiene una presencia increíble y con esos ingredientes tiene que estar deliciosa. Mucha suerte guapa, aunque sinceramente,mucha no necesitas eh...la tarta es de escaparate :)

    Bicossss

    ResponderEliminar
  4. Se ve con un corte espectacular :-)
    Suerte!!
    Un saludito

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participamos en cadenas de premios ni memes aunque los agradecemos de corazón.

Gracias por regalarnos parte de tu tiempo y dejarnos un comentario.

SUSCRIBETE







Síguenos en Facebook