BOCADOS DULCES

Tarta de queso y limón

23:42

Las tartas de queso, esa gran tentación, suaves, esponjosas, delicadas, es difícil no enamorarse de ellas ¿verdad? 
Reconozco que a pesar de lo mucho que me gustan no suelen ser mi primera opción a la hora de preparar un postre, pero si que me acuerdo de ellas cuando quiero quedar bien sin complicarme en la cocina.
Esta receta me ha gustado especialmente, tiene tres capas: una fina base de bizcocho, la capa de queso y una cobertura de crême fraîche. No os digo más, es una auténtica delicia.

tarta de queso y limon

Ingredientes.
Para la base
50 g de margarina
50 g de azúcar
1 huevo L
50 g de harina
1/2 cucharadita de levadura

Para el relleno
450 g de requesón
2 huevos L
75 g de azúcar
40 g de maicena
150 ml de nata
zumo y ralladura de un limón

Para la cobertura
200ml de crême fraîche
1 cucharada de azúcar


tarta de queso y crême fraîche

Elaboración.
Engrasamos un molde desmoldable y precalentamos el horno a 180ºC.

Ponemos todos los ingredientes del bizcocho en un cuenco y batimos durante 3 minutos.
Vertemos la masa en el fondo del molde, la extendemos bien por todo el fondo y metemos en el frigorífico mientras preparamos la siguiente capa.

Con una batidora de varillas batimos el requesón y añadimos los huevos ligeramente batidos de uno en uno, mezclando bien entre cada adicción.


lemon cheesecake

Agregamos el resto de los ingredientes y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

Retiramos el molde de la nevera y añadimos la mezcla sobre la masa anterior con mucho cuidado, repartiéndola bien por toda la superficie. Podéis ayudaros con un cucharón para que no os pase como a mí que se me escapó de golpe y la masa del fondo se me fue para los lados como podréis ver en la foto del corte.

crême fraîche cheesecake

Mezclamos el crème fraîche con el azúcar y reservamos.

Horneamos durante 35-40 minutos aproximadamente. Retiramos del horno, cubrimos la tarta con la mezcla de nata agria y azúcar y horneamos 5 minutos más.

Apagamos y dejamos enfriar la tarta dentro del horno.



Es una tarta de queso diferente, con mucho sabor a limón y un toque ácido. Si os gustan los postres muy dulces podéis añadir más azúcar al crême fraîche.

¿Queréis ver más tartas de queso diferentes? os dejo dos enlaces que os van a encantar:

Tarta de queso y calabaza.

Tarta de queso y licor café.



You Might Also Like

2 comentarios

  1. Limón y jengibre! No me puede gustar más!
    Y el aspecto es increíble!! De 10!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Muero de amoooooooooooor me pierden las tartas de queso si ya me enamoro cuando vi las fotpos en instagram ahora no te imaginas , pena de no poder meter la mano y dar cuenta de un trozo , anda que no me tientas con las fotos.
    Me llevo la receta a mi larguisima lista de pendientes ,no se cuando pero la hare palabrita.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Síguenos en Facebook