BÁSICOS

Galletas de Jengibre

19:11

No recuerdo exactamente la edad que tenía la primera vez que probé una galleta de jengibre, creo que rondaría los 13-14 años, sin embargo si recuerdo el momento: mi tía que vivía en Londres le trajo a mi abuela una lata de galletas roja y la tapa tenía una rosa en relieve, en el interior un surtido de galletas de jengibre: con naranja, limón, chocolate... fue probarlas y enamorarme de ese sabor.
Así que para mí las galletas de jengibre son un dulce tradicional que asocio a las navidades y desde hace muchos años me cuesta imaginarme estas fiestas sin ellas. 

galletas-de-jengibre

Me encanta prepararlas para regalar a los amigos y la familia, el olor a especias inunda mi cocina desde el momento que empiezo a preparar la masa y ya os podéis imaginar el aroma que desprenden al hornearlas es, simplemente maravilloso.

Si nunca las habéis preparado tenéis que animaros, son geniales simplemente cortadas, pero con un glaseado muy sencillo quedan espectaculares, además podéis ponerle un cordón y colocarlas como decoración en el árbol.

hombre-de-jengibre

Ingredientes
720 g de harina
250 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo L
220 g de azúcar moreno
145 g de miel de caña
1 cucharadita de canela
2 cucharaditas de jengibre
1/4 de cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de 4 pimientas molidas
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de bicarbonato

gingerbread-cookies

Elaboración
Mezclamos la harina con las especias, la sal y el bicarbonato, tamizamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar  a velocidad media hasta obtener una masa cremosa (si usamos una amasadora tipo kitchenaid utilizaremos la pala). Añadimos el huevo ligeramente batido, la miel de caña y seguimos batiendo.

Bajamos la velocidad al mínimo y comenzamos a añadir la mezcla de harina y especias poco a poco hasta obtener una masa suave pero que no se pega a los dedos, si necesitamos más harina la añadimos, pero sin excedernos para que no queden demasiado secas.

Formamos una bola y la dividimos en 4 partes.


Extendemos cada parte entre dos papeles de horno para que la masa no se pegue, y la guardamos así extendida, con papel arriba y abajo en el frigorífico durante un par de horas como mínimo.  

Con la masa bien fría será más fácil cortar las galletas sin que se deformen.

Forramos las bandejas de horno con papel de horno o silpat, cortamos las galletas las colocamos en las bandejas  con un par de centímetros de separación y llevamos de nuevo al frigorífico.  

Las galletas frías no se deforman durante el horneado.

Precalentamos el horno a 170ºC y horneamos durante 15-20 minutos aproximadamente con calor arriba y abajo.
Dejamos enfriar 5 minutos sobre la bandeja y posteriormente trasladamos las galletas a una rejilla para que terminen de hornearse.

¿Os animáis a decorarlas?


Esta vez utilizado una decoración de lo más simple, apta para todos los niveles, pero si queréis algo un pelín más elaborado os dejo aquí alguna idea, no me juzguéis muy duramente que ésta entrada tiene un montón de años...

Galletas decoradas de Navidad

Por cierto, con estas galletas de jengibre participo en el reto de Cocinando Sabores de preparar nuestro dulces navideños

You Might Also Like

0 comentarios

Síguenos en Facebook