BIZCOCHOS

Bundt cake de fresas al cardamomo

21:24

 Me encantan las fresas! son una de mis frutas favoritas, las disfruto al natural, con nata, con yogur y granola, en ensalada... las opciones son ilimitadas y son un ingrediente maravilloso para preparar postres.

strawberry_bundt_cake

En el blog tenemos un montón de recetas y cuando llega la temporada soy incapaz de resistirme a cocinar algo nuevo con fresas.

La receta de este bund cake de fresas es de María Lunarillos, en mi caso he confitado  yo misma las fresas, así he podido controlar el dulzor y la textura de las mismas. Además las he aromatizado con cardamomo lo que les aporta un toque muy especial. 

Ingredientes
350 g de harina
300 g de azúcar
200 g de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos L
300 ml de nata 35% materia grasa
220 g de fresas confitadas
2.5 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de licor de avellanas (yo he usado Frangelico)

Para las fresas confitadas
220 g de fresas ya limpias
1 cucharada de azúcar
1 cucharadita de Frangelico
2 vainas de cardamomo.

bundt_cake_de_fresas_con_nata

Elaboración
Comenzamos preparando las fresas confitadas. Cortamos las fresas, las colocamos en un cazo, añadimos el azúcar, el licor y las semillas de cardamomo. Lo dejamos reposar unos 15 minutos y lo llevamos a fuego muy suave unos 2-3 minutos, teniendo cuidado de que no se rompan las fresas ni se ablanden demasiado. Reservamos.

Engrasamos nuestro molde bundt con spray engrasante y lo extendemos con ayuda de un pincel de silicona.
Precalentamos el horno a 180ºC.

Mezclamos la harina con la levadura y la sal y tamizamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa. Incorporamos los huevos de uno en uno, no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado, y el licor de avellanas (o extracto de vainilla si lo preferís).

Añadimos la mezcla de harina tamizada y batimos a velocidad suave hasta que se integre.

Agregamos finalmente la nata y volvemos a batir hasta tener una masa homogénea y sin grumos.

Escurrimos muy bien las fresas (reservamos el líquido para glasear el bizcocho) si se nos cuela algún granito pequeño de cardamomo no pasa nada y las añadimos, mezclamos suavemente para incorporar a la masa. 


Vertemos la masa en el molde por un solo lado, dejando que la mezcla se vaya deslizando y cubriendo las hendiduras. Una vez lleno lo movemos ligeramente para que la masa se reparta de manera uniforme y sobre un paño de cocina doblado (para no dañar el molde) le damos un par de golpes suaves contra la encimera.

Horneamos con calor arriba y abajo y sobre la rejilla del horno, durante 45-50 minutos aproximadamente a 180ºC. Si vemos que coge demasiado color podemos taparlo con un aluminio, dejando el agujero central libre para que circule el aire.

Una vez pasado el tiempo de horneado colocamos el molde sobre una rejilla durante 10 minutos (ni más ni menos), a continuación lo meneamos suavemente arriba y abajo y adelante y atrás, notaremos como el bizcocho se va despegando de las paredes. Colocamos la rejilla sobre el molde y le damos la vuelta, el bizcocho caerá por su propio peso.


Cuando esté totalmente frío preparamos el glaseado. 

Añadimos un par de cucharadas de agua al líquido de macerar las fresas y calentamos a fuego suave, dejamos reducir el líquido hasta obtener un almíbar denso.

Si queréis otra receta diferente de bizcocho de fresas echad un vistazo a éste enlace:


You Might Also Like

0 comentarios

Síguenos en Facebook