BOCADOS DULCES

Tarta marina

11:12

La semana pasada fue el cumpleaños de Iván y le preparé esta tarta, he dudado mucho en publicarla porque no salió como yo esperaba y a última hora tuve que improvisar, ni siquiera iba a sacarle fotos pero al homenajeado le gustó tanto que al final se las hice después de cortarla.


Si os pasa como a mí y tenéis que cambiar de planes a última hora siempre podéis echar mano de vuestra tienda de chuches favorita. No es la primera vez que me saca de un apuro o me sirve de inspiración a la hora de decorar una tarta o unos cupcakes. Podeis sacar buenas ideas para preparar una fiesta infantil.


Ingredientes.

Para el bizcocho:

220 g de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos a temperatura ambiente
480 g de harina
320 g de azúcar
2 cucharadas de esencia de vainilla
14 g de levadura
250 ml de leche a temperatura ambiente
Colorante azul

Para la ganache de chocolate blanco.

600 g de chocolate blanco
600 ml de nata 35% materia grasa.



Elaboración.

Para esta tarta he usado la receta de la tarta arcoiris de Alcantarisa, yo he dividido la masa en 2 bizcochos que después he cortado a la mitad. Si vais a hacer una tarta alta os recomiendo que dividáis la masa en tantos bizcochos como capas necesitéis en lugar de cortarlos después, así evitamos que se desmigue el bizcocho al cubrirlo con la crema y podemos extenderla mejor, que es justo lo que me pasó a mí.

Batimos la mantequilla hasta suavizarla, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta tener una crema homogénea. Añadimos los huevos de uno en uno, integrando bien antes de añadir el siguiente. Agregamos la vainilla.

Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos. Añadimos la mitad de esta mezcla y la mitad de la leche a la masa y batimos bien. Agregamos el resto de harina y leche y volvemos a mezclar. Por último añadimos unas gotas de colorante a la masa hasta conseguir el tono que queremos y la dividimos en varios recipientes.

Horneamos nuestros bizcochos en horno precalentado a 180ºc, el tiempo va a depender del número de bizcochos que vayamos a utilizar, a menor cantidad de masa, menor tiempo de horno. Yo hice dos bizcochos y se hornearon en 40 min aproximadamente.



La ganaché la podemos preparar el día anterior y guardarla en la nevera así estará más dura y lista para utilizar.

Calentamos la nata y antes de que rompa a hervir retiramos y añadimos el chocolate cortado, mezclamos bien hasta que se integre totalmente. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después refrigeramos un mínimo de 4 horas, mejor si lo dejamos toda la noche.

Al día siguiente montamos la crema con unas varillas, usamos la mitad como relleno entre nuestros bizcochos y el resto la usamos de cobertura.


La decoración ya la dejo a vuestra elección, como el bizcocho me quedó color turquesa (que no era lo que yo quería) yo elegí motivos marinos y como no tenía tiempo de preparar las figuras con fondant o chocolate me acerqué a mi tienda de chuches a ver lo que encontraba, los delfines me gustaron mucho y sobre la marcha fui improvisando.


Aunque no es la tarta que yo quería quedó muy resultona, a Iván le encantó que es lo más importante y estaba deliciosa.


ESPERAMOS TUS COMENTARIOS.


You Might Also Like

17 comentarios

  1. te ha quedado muy bonita y que colorido. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Te lo iba a decir por el FB, que no dudases en publicarla porque es increible, seguro que estaba buenísima.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Rakelilla cielo, pues dejame felicitarte porque improvisas de maravilla hija. Y que sepas que a mi me encanta ese azul que te ha quedado, no sé porque esas dudas si has preparado una tarta no solo bonita, sinó que también deliciosa y muy apetecible. Para mi la has bordado nena, y normal que a Iván le gustase, no es para menos.
    Por cierto, felicidades al cumpleañero y que cumpla muchos más.
    Anda que no se va a zampar tartas de diez, el muchacho!! jajajaja.

    bicossssss

    ResponderEliminar
  4. Además de quedar espectacularmente bonita,estaba espectacularmente buena,como siempre,claro.Patri Azeta

    ResponderEliminar
  5. Preciosa parece el fondo del mar!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado preciosa y además tiene que estar buena.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Y como querías que te quedara, reina?
    Es de lo más original.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. A mí me parece que te ha quedado de miedo, y si el cumpleañero disfrutó, no hay más que hablar.

    Improvisas bastante bien... tiburones tremendos mmmhh...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Xiquilla pues yo la veo espectaculaaaaaaaaaaaar ,el color del bizcoxo es preciosisimooooooo y la combinacion de este con ese ganaxe ummmmmmmmmmm de muete lenta amoooooos como pa no gustar.
    Permiteme que te diga que improvisas de lujo ya quisiera hacer yo una tarta tan mona con gominolas ,me han encantado.
    Bicos mil y feli finde wapa.

    ResponderEliminar
  10. Muy bonita!! Que rica luce...ummmm :)

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mi me parece que te ha quedado estupenda la tarta! Ese color tan chulo y como la has decorado...es que no hubiese dudado ni un segundo que al peque le encantaría!

    ResponderEliminar
  12. me gusta mucho el color azul y me gusta mucho el mar, menuda tarta mas impresionante, que belleza¡¡¡¡¡¡
    besoss guapaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  13. Asique esta es la tarta de la que hablabas el otro día, un color espectacular y el recurso de las chuches ñam ñam

    ResponderEliminar
  14. No se que tenias pensado pero se te da bien improvisar.La tarta es chulisima, y la presentacion te ha quedado genial.A mi tambien me pasa muchas veces...somos muy exigentes...
    Un beso
    Paloma
    www.chocolatmalaga.blogspot.com

    ResponderEliminar
  15. Ay muchacha! Esta preciosa y tan ¡marina! lo mejor es que le ha gustado tanto a Iván, debió estar muy rica, con el choco blanco, mmmm, qué rico! besitos

    ResponderEliminar
  16. Hola! Acabo de ver tu comentario en mi blog. Y sí que se parece mi tarta marinera a la tuya, pero la acabo de ver por primera vez porque te sigo desde hace poco y no había visto todas tus recetas.

    La verdad es que mi tarta terminó siendo marinera porque todas las gominolas azules que encontré eran tiburones, conchas y tortugas... lo único que no era del mar siendo azul eran las moras azules, por eso le puse ese nombre, jeje

    Una coincidencia, te aseguro que si te la hubiese visto en tu blog lo habría dicho porque siempre menciono mis fuentes, odio que a mí me copien, por eso nunca copio :)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  17. Yo cuando me dijiste que mi tarta se parecía a la tuya también me extrañó, pero al verla ahora... joba, es que ni que nos hubiésemos puesto de acuerdo para hacerla! Han quedado parecidísimas :D
    Besitos!!!

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participamos en cadenas de premios ni memes aunque los agradecemos de corazón.

Gracias por regalarnos parte de tu tiempo y dejarnos un comentario.

SUSCRIBETE







Síguenos en Facebook