BOCADOS DULCES

Tarta de fresas con nata: porque los clásicos nunca mueren.

4:32

Otra tarta de cumpleaños, en mi familia parece que nos hemos puesto todos de acuerdo para nacer en primavera, en este caso se trata de mi padre que acaba de cumplir nada menos que 60 añazos aunque no los aparenta porque está hecho un chaval.

Y para celebrarlo me he decidido por una de las tartas más clásicas, sencillas y deliciosas que existen: la tarta de fresas con nata, en homenaje al cumpleañero ya que en casa nos ha quedado muy claro que a él las fresas le gustan con nata, jeje.





Ingredientes:

4 huevos con las yemas y claras por separado
170 g de azúcar
40 ml de esencia de vainilla
165 g de harina

300 ml de nata 35% materia grasa
500 g de fresas
4/5 cucharadas de azúcar.




Elaboración.

Montamos las yemas con la mitad del azúcar, cuando estén semimontadas añadimos la esencia de vainilla poco a poco.
Batimos las claras hasta que formen picos blandos y sin parar de batir añadimos el resto del azúcar poco a poco hasta tenerlas montadas a punto de nieve.

Mezclamos las yemas y las claras suavemente y con movimientos envolventes. Añadimos la harina tamizada y volvemos a integrar con delicadeza para que no se baje la masa.

Horneamos a 160ºC unos 15-20 minutos.




Seleccionamos las fresas más bonitas para la decoración del pastel, las cortamos a la mitad y espolvoreamos de azúcar. El resto de las fresas las cortamos en trozos más pequeños, espolvoreamos con azúcar y dejamos macerar una 1/2 hora.

Para montar la nata y que nos quede bien dura tiene que estar muy fría, también nos ayuda el enfriar el recipiente en el que la vamos a batir. Montamos con unas varillas y añadimos azúcar al gusto.

Para montar la tarta cortamos el bizcocho a la mitad y extendemos una generosa capa de nata, cubrimos con las fresas maceradas y colocamos la otra mitad del bizcocho.

Con la ayuda de una espátula vamos extendiendo la nata por la parte superior y los laterales intentando que quede lo más lisa posible. Colocamos las fresas que habíamos cortado a la mitad y con la manga pastelera y una boquilla de estrella vamos creando un ribete cubriendo el borde.




Me encanta la sencillez de esta tarta: bizcocho genovés, fresas y nata son suficientes para crear un bocado delicioso. También podemos emborrachar el bizcocho con almíbar o dar brillo a la fruta con un poco de gelatina, eso ya va en gustos a mi me encanta así en su versión más simple.





ESPERAMOS TUS COMENTARIOS.

You Might Also Like

30 comentarios

  1. Tienes razón, como los clásicos nada¡ Para mi cumple me pedí también una tarta de fresas¡
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las tartas de fresa con nata como esta, sin emborrachar el bizcocho, son deliciosas y quedan muy bonitas! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Escandalosamente buena, sencilla y preciosa.Felicidades a ses padre tna joven!!!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que es bastante asequible, muchas veces me pregunto como compramos en muchas ocasiones tartas por ahí con lo fáciles de hacer y ricas que son algunas como la que hoy nos traes. Y ahora que las fresas están genial de precio, ainsssss.... será el tiempo que tenemos que es poco :(. Un saludo.

    Felicidades a tu papi!!

    ResponderEliminar
  5. Es mi favorita, unas fresas con nata y bizcocho es lo ideal. Te ha quedado preciosa y se ve muy jugosa. Felicidades al de los 60 y que cumpla muuchos más!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Un clasico y delicioso, vamos quien pillara ahora un trocito de estos

    ResponderEliminar
  7. Felicidades a tu padre,estoy de acuerdo con sus gustos con esta tarta, muchas veces nos complicamos con postres y esta es un clasico supe bueno.

    ResponderEliminar
  8. Yo estoy contigo, también me quedo con esta versión de la tarta que te ha quedado sencillamente espectacular. Seguro que a tu padre le ha encantado. Besicos

    ResponderEliminar
  9. Por dios, que ganas de comerme un buen cacho, jajaja

    Felicidades a L.

    Besiños

    Chary


    charinihouse.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Muy buena pinta.Una manera distinta de preparar fresas con nata

    ResponderEliminar
  11. Será un clásico pero a mi me encanta, al igual que tu blog, asi que me quedo por aqui :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Pero que rica¡¡¡¡¡¡, me encantan las tartas de fresa, vengo a devolverte la vista y a quedarme ya contigo para siempre¡¡¡¡¡, gracias por visitarme.UN BESO

    ResponderEliminar
  13. Te quedo muy bonita, yo hago una parecida aunque gasto muchisimas fresas unos dos kilos, a ti te quedo preciosa, saludos de lola de el blog pomporones

    ResponderEliminar
  14. A mi me gustan las fresas con nata , así que esta tarta me encantara.besinos

    ResponderEliminar
  15. En primer lugar muxas felicidades al cumpleañero ,la tarta es una delicia a mi tambien me encantan estas tartas clasicas nunca fallan.
    Te ha quedado de lujo como todo lo que haces y seguro estaba de muete lenta no hay mas que ver ese corte ummmm.
    Yo tambien ando muy liada con los preparativos de la comunion de mi peque,ya te llamo el finde por la mañana que trabajo de tarde.
    Bicos mil wapisimaaa.

    ResponderEliminar
  16. Es lo que tiene nacer en primavera, que tenemos para nuestros cumples tartas de fresas. La de micumple casi siempre es de fresas con nata.
    Esta te ha quedado tan bonita y tiene que estar tan buena que así da gusto cumplir años.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  17. Qué razón tienes Rakelilla, los clásicos nunca mueren.
    Espero que tu padre haya tenido un cumple estupendo y que lo hayáis disfrutado mucho. Un besote

    ResponderEliminar
  18. una tarta de lujo, riquisima, me quedo por tu blog, bicos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué gracia! parece que nos hemos puesto de acuerdo para preparar una tarta de nata y fresas.

    Tiene que estar deliciosa. Me gusta el toque de vainilla que le has puesto.

    ResponderEliminar
  20. Felicidades para el cumpleañero...!!!

    Que bonita presentación para esta tarta clásica, y que buena está.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  21. Vaya pintaza, llevo unos días sin abrir el blog y casi me pierdo esto, clásica si pero mas rica no puede ser
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Estas en lo cierto, este clásico nunca falla. Se ve sabroso. Muchas felicidades a tu Padre, y que cumpla muchos años más de vida y salud.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Siempre me fascinan estas tartas de nata y fresas. Son tan tentadoras!!

    Besos
    Mon

    ResponderEliminar
  24. AINSSS RAKELILLA, SE ME HACE AGUA LA BOCA, ES LA TARTA PERFECTA PARA MÍ. ME IMAGINO QUE TU PADRE ESTARÍA ENCANTADO Y ORGULLOSO DE QUE SU HIJA LE HICIERA SU TARTA, FELICIDADES PARA ÉL Y GRACIAS A TI POR ESTA BELLEZA. BESITOS

    ResponderEliminar
  25. mi querida Rakelilla, he vueltO para desearte un muy muy muy FELIZ CUMPLEAÑOS. Divina la mesa que preparaste, miles de BESOS

    ResponderEliminar
  26. Uhhhmmmm!!! Nata y fresas un clásico que nunca falla y qye a mi me encanta!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Gracias por tus palabras, Rakel! Os lo agradezco muchísimo a todos! Un beso fuerte!

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participamos en cadenas de premios ni memes aunque los agradecemos de corazón.

Gracias por regalarnos parte de tu tiempo y dejarnos un comentario.

SUSCRIBETE







Síguenos en Facebook