BOCADOS DULCES

Orejas de carnaval

21:45

Estamos en carnaval, entroido o antroido en Galicia, y en esta tierra además de máscaras y disfraces es tiempo de cocido, de filloas y de orejas. 

Recetas de orejas de carnaval encontraréis muchísimas, y como ocurre siempre con las recetas tradicionales cada cocinera tiene su manera de prepararlas. La que os traigo hoy es la de mi casa, la que prepara mi madre y a nosotros nos encantan,  porque están  realmente deliciosas.

orejas_de_carnaval

El ingrediente principal de este dulce es la manteca de vaca cocida, a los de fuera de Galicia  tal vez os resulte un ingredientes extraño,(aunque cada vez es más fácil encontrarla en los supermercados) en realidad se trata de mantequilla clarificada, fruto de cocer la mantequilla para que se evapore el agua, prolongar su conservación y evitar que se enrancie.

*Seguro que ya lo habéis notado, en esta ocasión Merli estaba pachucha y las fotos son mías por eso no son tan bonitas como siempre...

Ingredientes
4 huevos
250 g de manteca de vaca cocida
1 vaso de anís dulce
Ralladura de un limón
una cucharadita de agua 
una pizca de sal
Harina la que admita (sobre 600 g)

Aceite de oliva para freir
azúcar  glas al gusto

orellas_de_entroido

Elaboración
Derretimos manteca  de vaca y dejamos que se atempere sin que llegue a enfriar de todo porque se volvería sólida de nuevo.

Batimos  los huevos en un bol grande, añadimos el  anís y mezclamos bien, seguimos batiendo mientras incorporamos  la manteca, el agua y la pizca de sal. Incorporamos la ralladura de limón y volvemos a mezclar.

Empezamos a añadir harina y  a amasar,  primero nos ayudamos de una cuchara de madera y después con las manos, vamos añadiendo más harina si fuese necesario a medida que amasamos, tiene que quedar una masa grasa pero suave y elástica.

Formamos una bola, tapamos el bol con un paño de algodón y la dejamos reposar en nevera durante 1 hora como mínimo.



Enharinamos la superficie de trabajo, vamos cortando porciones de masa y estirando lo más fino posible con ayuda de un rodillo y cortamos en porciones con un cuchillo.

Una vez tengamos todas las orejas estiradas las freímos en abundante aceite de oliva a fuego medio. Las doramos por los dos lados, las colocamos en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y espolvoreamos con azúcar glas al gusto.

Si os apetece ver otra receta típica de carnaval no os perdáis ésta:

*Palitos de anís y limón

You Might Also Like

0 comentarios

Síguenos en Facebook